¿Podría nombrar a tres mujeres artistas anteriores al siglo XX? ¿Quizás una?

La artista María Gimeno incluye en su performance Queridas viejas a las mujeres artistas de los últimos mil años dentro de la historia del arte, lugar del que han sido sistemáticamente excluidas. Se vale del icónico manual La historia del arte de Gombrich para hacer hueco a las páginas que faltan, en una suerte de clase magistral, intensa y emocionante, llena de sentido del humor e ironía, para crear una historia del arte sin censuras de género

 

 

Nació en Zamora y vive y trabaja en Madrid. Inició sus estudios en el 1990 en el Lorenzo de Medici Institute, Florence, además de formarse en fotografía y vídeo en Madrid. Se licenció en la Facultad de Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid en el año 1996.

Sus trabajos abarcan diferentes técnicas y formatos, entre la instalación, la performance, el dibujo y la escultura, para representar sus comprometidos mensajes. Sus proyectos feministas, siempre unidos bajo un objetivo común, re escribir la historia, trata en ellos de desvelar, descubrir esa otra historia en la que la mujer ha sido obviada.

Se define como feminista autorreferencial. Su trabajo es femenino y feminista, implicado con la situación de la mujer en el siglo XXI y con el compromiso de ser artista​.

En 2008 presentó su “Mapa Personal geográfico Introspectivo”.

Entre sus obras hay performance y videoperformance “Empecé a hacer performance porque quería accionar las piezas, que ocurriese algo con mi actividad física. No suelo ensayar, porque la performance contrasta mucho con el resto de mi trabajo, que es más lento, además la relación con el espectador se produce sólo durante ese instante y es muy potente”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.