Miguel Martínez PerallónProyecto Terra. Plan para la recuperación y puesta en valor del Paisaje Cultural del Camp d’Alacant

Jueves 24 de noviembre a las 19 horas. Entrada libre hasta completar

La Comarca de L’Alacantí se ha convertido en paradigma de territorios con valiosos recursos patrimoniales y paisajísticos amenazados por una incontenible presión urbanística y el abandono de gran parte de estos bienes. La Huerta de Alicante constituyó durante siglos un verdadero sistema de sistemas con el que Alicante alcanzó fama y prestigio mundial. En un contexto en el que han fallado la mayoría de las políticas de preservación del patrimonio y de participación ciudadana para la planificación del modelo urbanístico, surge el Proyecto Terra, impulsado por la ONGD Arquitectura Sin Fronteras y el Colegio de Arquitectos. Terra es un programa de educación para la ciudadanía global que concierta a una treintena de asociaciones ciudadanas y personas interesadas, junto a las instituciones clave en la resolución de este grave conflicto.

En los últimos días, los medios de comunicación alicantinos se hacen eco de la campaña Vinos de Alicante DOP, en la que se adopta una nueva imagen basada en la creación de la “Junta d´Inhibició del Ví foraster d’Alacant”, privilegio otorgado por Fernando el Católico en 1510 en Valladolid. La campaña ha sido posible gracias al trabajo realizado por investigadores del MARQ y la Universidad de Alicante, y ponen de manifiesto que este organismo vendría a constituir una de las Denominación de Origen más antigua del mundo.

Los resultados de este estudio, bien celebrados la sociedad alicantina, contrastan gravemente con el estado de ruina en el que se encuentra el paisaje cultural que dio origen a la producción de aquellos vinos colosales.

En un entorno semiárido como el de la comarca de L’Alacantí, el milagro la antigua huerta fue posible gracias a la creación de una red de infraestructuras hídricas formada por azudes, como el de Sant Joan y Mutxamel, acequias, brazales e hijuelas, junto al Pantano de Tibi, que entró en funcionamiento en 1594 bajo el reinado de Felipe II, durante siglos considerada la presa más grande del mundo conocido. La mayoría de estos elementos perviven en la actualidad, aunque presentan un estado de conservación muy deficiente en gran parte de los casos. Además de estos recursos patrimoniales, el territorio de la Antigua Huerta cuenta con una elevada concentración de Bienes de Interés Cultural, 28 torres; en la actualidad de conservan 25 torres refugio y 3 torres vigía, se conoce que existieron alrededor de 40 torres por toda la huerta. Todas ellas son sólo la punta de lanza de un entramado patrimonial de más 200 de bienes, entre casas y villas de la Huerta, arquitectura religiosa, bodegas, molinos, núcleos históricos y caminos tradicionales que constituyen un conjunto singular de gran belleza e incalculable valor. Lamentablemente, este valioso sistema se encuentra al borde de la extensión como consecuencia de la elevada presión urbanística y el abandono de gran parte de estos bienes.

Ante esta situación, la ONGD Arquitectura Sin Fronteras España, ASFE, el Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana, COACV, junto al Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante, CTAA, a través del programa de educación para la ciudadanía global “TERRA, EL PAISAJE CULTURAL DEL CAMP D’ALACANT. Vertebrando una comarca sostenible”. La iniciativa congrega a una treintena de asociaciones alicantinas, que trabajan por la recuperación de un relato que resignifique al territorio de la Antigua Huerta, con el objetivo de impulsar la recuperación de este importante conjunto patrimonial y paisajístico. Además, el Proyecto Terra, cuenta con la adhesión los Ayuntamientos de Alicante, Mutxamel, Sant Joan d’ Alicante, El Campello, Tibi, la Diputación de Alicante y el Marc.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.