Convencidos de que el arte resulta un medio muy útil para lograr habilidades tanto físicas como sociales, el MACA trabaja desde sus inicios y constantemente con el objetivo de conseguir una accesibilidad para todas las personas, Un Museo de Todos y Para Todos.

El MACA desde su inauguración en 2011 apostó, junto con la educadora y mediadora de museo Ester García Guixot de Extrarradio, por establecer programas dirigidos a colectivos con distintas capacidades, diversidad funcional o con riesgo de exclusión social, a los que motivar, descubrir y conocer a través del arte poniendo a su disposición las posibilidades de la creación y reflexión contemporáneas, para su disfrute y mejora de las condiciones de vida y de ocio.

Los Programas de Educación Social pretenden servir para la construcción de experiencias en los visitantes del museo, con el objetivo de convertirlo en un espacio orientado a favorecer la inclusión social, impulsando la educación y el arte como agentes mediadores para fortalecer la calidad de vida de todos.