La exposición quedó clausurada el pasado sábado 5 de enero tras más de 3 meses en el museo.

“Genealogías silenciosas” aglutinaba una serie de obras de distintos artistas que tienen en común el proceso de creación. Un proceso fragmentado, hecho a pedazos, muchas veces asimétrico y que deja ver la estructura de la obra, siempre con una sensación incómoda dedesnudez o desprotección.

Las visitas dinamizadas han continuado con gran acogida por parte del público el tiempo que ha durado la muestra.

Deja una respuesta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.