Jueves, 25 de marzo a las 19 horas. 

CARMEN ESPEGEL. “Sin límites. La arquitectura de las pioneras del siglo XXl”

La arquitectura es la trasformación de un ladrillo sin valer en un ladrillo de oro”, aparece en los textos castellanos como frase atribuida a Alvar Aalto. Hanni Sippo, en Finlandia, nos daba otra versión: “Cuando está utilizado de manera adecuado el ladrillo de trasforma en oro.

La paleta de mi arquitectura, de mi oficio, no tiene ahora el color de lo simbólico, ni de mis deseos personales. Encuentro, en cambio, construcción por todos los lados. Construcción, de la física y de la sensible; construcción abstracta, ética, moral…..No queremos que nuestros edificios representen otra cosa sino su propia presencia.

Construcción que se mete hasta la médula del proyecto y que desaparece como algo separado del mismo. Construcción como aspiración y no como necesidad.

Si la materialidad no es algo externo al proyecto, incluso puede participar de los asuntos relevantes que demanda la sociedad: creación de bienestar, ahorro de recursos, construir con menos,… Será entonces cuando la materialidad podrá trasmitir pensamientos inmateriales.

Y buscar una identidad formal, y una identidad y coherencia constructiva. Y eso hace que los mínimos materiales posibles, pregunten al origen del proyecto. Los detalles no deben entretener, distraer, sino ayudar a la comprensión de la totalidad del proyecto.

Habrá que contar entonces los proyectos con un lenguaje llano, sin especializaciones de jerga, sin los neologismos habituales sacados de otras disciplinas. Si es tan importante desde donde tomamos las decisiones constructivas, diremos que se construye por deseo y por ilusión. Tendremos recuerdos y nostalgias de arquitecturas y también anticipación. Me interesa emplear el material de una manera específica y sensible, sin sus significaciones culturales. Y, entonces, el material puede adquirir cualidades poéticas, porque los materiales no son en sí poéticos.

La arquitectura como LA REPRESENTACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN”. Porque el material es el substrato concreto y la geometría el abstracto.

El núcleo de mi actividad arquitectónica reside en el acto de construir. Construir lugares adecuados para las actividades y felicidades humanas. Porque puede existir un enfoque ético de los problemas constructivos.

Deja una respuesta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.